De mudanza a una vecindad artística
Here Together Now / Aquí Juntos Ahora
Construyendo comunidades artísticas en un mundo cambiante


Evidencias aparte, Aquí Juntos Ahora me ha recordado a una mudanza. Un término estrechamente ligado a la necesidad del cambio o del viaje. Y también un reto, como todas las mudanzas: un reto en el tiempo y, sobre todo, en el espacio.

Las cajas de cartón están presentes como continentes vacíos que soportan y delimitan las pertenencias, resultados o procesos de varios recorridos y sus contextos. Esos recorridos son los de los creadores y agentes artísticos que se han propuesto para trabajar en esta comunidad, quizá no a nivel colectivo, pero sí haciendo uso de algo que podríamos llamar una vecindad artística.

Visitando la exposición nos hacemos cargo del viaje que han hecho con sus discursos los cinco jóvenes artistas al participar en esta residencia (alojamiento, comunidad o vecindario, llámese como quiera). De una manera u otra, han adaptado sus formas de trabajar hacia una especie de “integración” que da, desde el plano artístico y expositivo, una interesante lección a otros conatos de convivencia en muchos ámbitos de nuestra sociedad.

El viaje es un hecho necesario cuando se da el caso. No me refiero al exilio derivado por la crisis ni a la aventura emprendida por descubrir nuevos y exóticos mundos, sino a una actividad de la vida humana que consiste, ni más ni menos, en el traslado de personas, ideas u objetos de un lugar a otro y que presumiblemente, acaban convergiendo en vecindades no conocidas, a las que habitualmente se llega a través de itinerarios sorpresivos.

Esos objetos e ideas que nos acompañan son el resultado de una criba, que en ocasiones se convierte en un duro proceso de desprendimiento o desposesión. Pero también lo son de una optimización de medios. Pues en estos traslados, dejamos voluntariamente cosas que encontraremos renovadas en el punto de destino. Ideas y percepciones, sobre todo.

Este viaje se puede entender como un movimiento bidireccional entre el proyecto y el resultado o como un tránsito de lo íntimo a lo comunitario, así como una asimilación del nuevo espacio y de las personas que lo habitan. Ahí están algunas claves para entender los trabajos que se ven en esta exposición.

Cada uno parte de sus enseres personales: espectador, artistas, institución, productores y otros agentes se encuentran Aquí Juntos Ahora como recién llegados a un lugar por construir, que toma forma y significado precisamente al asumir su nueva localización y las nuevas relaciones que ésta determina.

Pues bien, de la misma manera que estas obras unen los nodos del espacio de la Nave 16.1 de Matadero con los intereses personales de sus creadores, sus bagajes, convicciones o planteamientos estéticos, y con la ciudad de Madrid y su entorno cultural; al final de este texto se plantean tres itinerarios para acercarse a ellos, de una manera tan personal como sólo puede marcar el hecho de enfrentarse a una mudanza: el primer paso de un camino por recorrer y la posibilidad de integrarse, o al menos, entablar nuevos diálogos en nuevos enclaves.

Los artistas conversan entre ellos a través del patio de vecinos y sus conversaciones se cuelan entre los muros flexibles que trazan el espacio. Hacen referencia a temas que manejan con soltura, apoyados en todo tipo de documentos que, de diferentes formas, remiten a la idea de convivencia

Temas como la inmovilización o el alzamiento, relacionados con la producción colectiva o el trabajo individual (Iz Öztat) que se aplican sin problema a la categorización de especies animales y vegetales domesticadas o domesticables por los miembros de la comunidad (Dilek Winchester). Relaciones sociales entre semejantes, en cualquier caso, también aplicables al contacto ente el entorno urbano y sus moradores: uso, desuso, función y apariencia del mismo (Sibel Horada). Se presentan como ejercicios en torno a la identidad, a la personalidad o el posicionamiento moral de los integrantes de la colectividad (Diego del Pozo Barriuso) y también, cómo no, al residuo de dichas conversaciones a través de filtros que indagan en el acto de comunicarse sin identificar a los interlocutores (Theo Firmo).

En una época en la que el conocimiento viaja sin pasaporte, la documentación aparece como la doble actividad de probar y justificar las conclusiones o la identidad. Y esto sí podemos darlo por zanjado: en Aquí Juntos Ahora queda patente la existencia de unas fuentes, sean las que sean, que funcionan como auténticos documentos de identificación de una realidad determinada.

Porque, a fin de cuentas, ¿qué es lo que constituye una comunidad?, principalmente el conjunto de personas que habitan o que hacen uso de un espacio (físico o mental) con unos fines determinados. Pero no podemos olvidarnos de las pertenencias, en forma de equipaje durante el traslado o ya en forma de enseres a la hora de establecerse. Tampoco de aquella documentación en la que quedan registradas las propiedades privadas y consensuadas las de uso público. Ni los otros documentos, los que administran las relaciones entre unos agentes y otros: el que coordina, el que visita y el que recibe, el que produce, el que promueve, el que investiga, el que recoge, y el que cuida de todo, por poner algunos ejemplos.

Y aún más cosas componen mi visión de esta comunidad, o como he preferido llamarla arriba, esta vecindad artística: el respeto por los intereses comunes, las dudas surgidas de la convivencia, el reto ante los nuevos lenguajes y modelos de negociación, normas o reglas de uso, y por supuesto, la colección de instantáneas en sus múltiples formatos, que constituyen el legado. Sin olvidar la responsabilidad de, una vez instalado en el nuevo espacio, saber aprovecharlo.

Una forma práctica y palpable de viajar, mudarse y, a lo mejor, hasta integrarse.


Itinerario 1 – Aquíes

- Comenzamos en el Museo del Romanticismo, dirección hacia la Plaza de Legazpi. Acabamos en una sala de interrogatorio de las dependencias de la Interpol. Pasamos por Murcia y Barcelona, y hacemos un alto en el camino en un pequeño habitáculo privado.

- Importante: Llevarse algo de cada lugar, una esencia o un detalle que demuestre la existencia de estos lugares.

- Documentación: Vídeos, esquemas o dibujos. Cartografías y planos de Metro.


Itinerario 2 – Juntos

- Se propone a los compañeros un juego de interpretación de papeles. No son ellos, pero sí son. De lo que hablan nos quedan unas piezas recortadas y manipuladas. Un desorden dialogado en el que faltan algunos de sus componentes. Estamos juntos, pero no revueltos. Nos falta información, pero no mensaje.

- Importante: Juntos somos más ciudadanos de ningún lado que “del mundo”. Madrid es una colectividad dentro de otra, dentro de otra. Convivamos con nosotros mismos y con las arquitecturas (mentales y físicas) que nos rodean.

- Documentación: Pasaportes y cédulas de identidad que demuestren lugar de procedencia y capacidad de integración social.


Itinerario 3 – Ahoras

- Entre las 16 hrs. de una tarde de primavera de 1840, hasta algún momento no especificado del año 2018. En medio, guerras, desmantelamientos o acumulaciones culturales. Invasiones y acciones terroristas son marcos relacionales igual de válidos que conversaciones íntimas o actividades artesanales u ociosas.

- Importante: El tiempo juega a nuestro favor, las situaciones determinan los procesos.

- Documentación: Fotografías y otros archivos clasificados, con algún tipo de información temporal analítica o simbólica. Reseñas, entrevistas y crónicas, por ejemplo, en este blog.


Texto invitado para la página web de la residencia y exposición Here Together Now celebrada en Matadero Madrid en el marco de Arco 2013 y en colaboración con la Embajada de Turquía sobre la creación de una comunidad artística. Comisariada por Manuela Villa, coordinación de Olivia Rico, espacio de HUSOS y escritora de arte Cristina Anglada. En Here Together Now se mostraron los proyectos de dos artistas establecidos en España: Diego del Pozo Barriuso y Theo Firmo, tres artistas de Estambul: Sibel Horada, Ïz Oztat y Dilek Winchester y el colectivo Pedagogías Invisibles.


Here Together Now
Matadero Madrid